Qué hacer en caso de un terremoto

ANTES DEL TERREMOTO:

  • Comprueba la estabilidad del edificio o casa. Incluso puedes aprovechar para reforzar las zonas más sensibles, las que puedan desprenderse con mayor facilidad (chimeneas, balcones, terrazas). Una vez hecho esto, decide con tu familia qué lugar de tu casa es más seguro en caso de terremoto.
  • Comprueba las instalaciones de tu casa; eléctrica, de agua, gas, sanitarios, etc. Sería interesante que la familia sepa desconectarlas todas ante una situación de emergencia.
  • Ten localizados los lugares donde se encuentra la policía, el hospital o centro de salud más cercano, así como sus números de teléfono.
  • Los productos tóxicos o inflamables deben situarse en zonas donde sea imposible que existan fugas o que causen un incendio.
  • Una buena opción sería seguir un curso de primeros auxilios.
  • Mantener un kit de emergencia a mano para estos casos.

EN EL KIT DE EMERGENCIA ES RECOMENDABLE TENER:

  • Agua potable.
  • Radio y linterna, así como pilas de repuesto.
  • Cascos o gorras.
  • Despensa con alimentos enlatados no perecederos que necesiten poco condimento o ninguno, así como agua potable y cloro. El agua se calcula a razón de 5 litros diarios por persona, los alimentos, dependiendo de la cantidad diaria que coma una persona. Una buena opción sería acostumbrar a mantener una despensa en casa para unos 3 días e ir consumiendo estos alimentos, reponiéndolos.
  • Abrelatas.
  • Barbacoa para cocinar.
  • Artículos de higiene personal y bolsas de plástico para recoger residuos.
  • Botiquín de primeros auxilios que incluya los medicamentos que puedan a llegar ser necesarios. Tener en cuenta la fecha de vencimiento.
  • Una muda de ropa y calzado
  • Velas y fósforos
  • Un radio de onda corta con pilas.

DURANTE UN TERREMOTO:

  • Lo más importante ante cualquier tipo de catástrofe natural es tratar de no dejarse llevar por el pánico y controlar el estado emocional. Esto ayudará a solventar la situación y a dar ejemplo para que otros no se dejen llevar por el miedo.
  • Durante un terremoto, a menos que te encuentres en una vivienda antigua, no debes situarte bajo el dintel de la casa. En las viviendas modernas, por lo general, las zonas bajo los marcos de las puertas no son más fuertes que cualquier otra zona de la casa. Las puertas pueden tambalearse y herirte. Es más seguro seguir la técnica de agacharse, cubrirse y mantenerse quieto bajo una pieza fuerte de su mobiliario (por ejemplo, una mesa de despacho).
  • Si te encuentras en el interior de un edificio o casa: ¡NO SALGAS! No te precipites hacia la salida, podría estar congestionada de gente.  No utilices los ascensores. No bajes las escaleras corriendo mientras el edificio está temblando. Debes ponerte a cubierto hasta que termine el temblor.
  • Agáchate, cúbrete y quédate quieto bajo una mesa consistente. También te puedes poner contra un muro interior. Siempre alejado de las ventanas, cristales, cuadros, estanterías y de cualquier objeto que pueda caerse y golpearle.
  • Si te encuentras en la cocina, sal de ella. Es un lugar peligroso donde le pueden caer cosas encima con mucha facilidad.
  • Si estás en el exterior, aléjate de los edificios, vitrinas y de otros objetos que te puedan caer encima.  El mejor sitio es encontrarse alejado de los edificios.
  • Si te encuentras en la montaña, tenga especial cuidado con la caída de árboles, deslaves y demás.
  • Si vas conduciendo, para y quédate dentro del vehículo con la suficiente precaución de alejarte de cualquier zona que se encuentre muy dañada o de lugares donde puedan darse desprendimientos. Nunca pares bajo un puente o sobre él o debajo de árboles, semáforos, señales de tráfico.
  • Cuando reanudes la circulación, después del temblor, conduce con precaución. Pon atención a cualquier objeto que pueda haber caído a la carretera, fallas en el asfalto, etc.

DESPUÉS DEL TERREMOTO:

  • Cuando el temblor haya cesado y parezca que todo ha terminado, no bajes la guardia. El lugar donde te encuentras puede guardar alguna sorpresa. Si te encuentra en casa, verifica que todo se encuentra estable y que no se caiga cuando pase. Por ejemplo: una estantería, libros, un televisor, etc.
  • Procura caminar con buenos zapatos. Podría haber cristales rotos.
  • Comprueba si hay alguien herido, pero no trates de moverlos indebidamente, a no ser que exista un peligro mayor (incendio, inundación, etc.).
  • En previsión de cualquier fuga de gas, no enciendas fósforos, mecheros ni artefactos de llama abierta.
  • Limpia cualquier derrame de medicinas, pinturas y otros materiales peligrosos e inflamables.
  • No bebas agua del grifo sin asegurarte de su potabilidad. Utiliza algún filtro adecuado o bebe agua de tu “kit de emergencia”. Si te has quedado sin agua potable puedes utilizar el agua que se encuentra en el depósito del calentador, en la cisterna del inodoro o los cubitos de hielo que mantiene en el congelador. Si lo prefieres, puedes tratar el agua. Hiérvela durante al menos, cinco minutos o añade cinco gotas de cloro por cada litro de agua, dejándola reposar durante 30 minutos.
  • Sólo debes usar el teléfono (si es que funciona) para casos de emergencia.
  • Si te encuentras cerca de la playa, busca lugares elevados en caso de alerta de maremotos o Tsunami.
  • Mantén la calma y sigue las indicaciones de la autoridad local, Protección Civil, Cruz Roja y profesionales.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s